Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

la comunidad de San Fabián se integra a la cooperación ciudadana por la salud pública

Este pasado viernes 06 de noviembre, la comunidad de San Fabián a través de una agente territorial, nos convidó a un encuentro ciudadano con algunos vecinos, funcionarios municipales y administradores turísticos que han seguido atentos el florecimiento de la quila en su cuenca y que nos reciben con grandes expectativas y dudas acerca de este sorprendente evento.

Este territorio levanta sus propuestas de trabajo comunitario desde  el turismo y la cooperación, por lo que, si bien este tipo de eventos naturales afectan directamente la economía de gran parte de las familias, ellas se encuentran proponiendo soluciones y abiertas al intercambio de ideas en espacios como el propuesto.

Motivados por las invitaciones de esta comunidad que se auto convocó, les propusimos tres desafíos: mapear comunitariamente los lugares ya florecidos, recoger los relatos cargados de historia con las que cuenta el territorio e intercambiar las ideas y saberes que hemos encontrado en el proyecto para enfrentar los efectos de este reconocido suceso. De esta forma dimos estructura a este gran encuentro por las quilas y preparamos nuestro equipo de terreno.

En el camino hacia San Fabián, la ruta ya nos daba evidencias del grado de sincronía que habían presentado las quilas para florar aquí, validando la preocupación con la que los vecinos nos recibieron. En este territorio, nuestras ya re-conocidas aliadas, han cubierto de flores y semillas casi la totalidad de los esteros, quebradas e incluso a aquellas quilas ornamentales que hay en algunos jardines. Muestra clara del grado de florecimiento fue la urgencia con que aquellos vecinos que no habían podido reportar aún en la página de Quilantún llegaron con sus fotos impresas en papel.

Al llegar nos recibió nuestra principal aliada territorial Marcela Bustamante, fiel defensora de su cuenca y guardiana del río que la baña y nutre desde pequeña. La idea de este kawin nació conversando sobre el rol que cumplen las quilas protegiendo las riberas y haciendo frente incluso a las plantas invasoras que tanto problemas le generan al turismo local y al equilibrio ecosistémico. 

Preocupada por el nivel de florecimiento en el territorio, la Marce no dudó en presentar al municipio la oportunidad de encontrarse en comunidad y lo relevante de actuar coordinados. Asistió al evento el encargado comunal de emergencias, Mauricio Burgos, quien nos orientó respecto al foco del trabajo que se lleva desarrollando tanto en las campañas de prevención de contagio de virus hanta como en las de prevención de incendios.

En el evento pudimos recoger ideas, que van, desde la instalación de casas anideras en los centros turísticos para apoyar el control biológico y favorecer la educación ambiental, hasta gallineros en los quilantales en etapa 3 de semillación, que limitaría notablemente la cantidad de alimento disponible para la fauna. En esta última, en particular nos sorprende su simpleza y efectividad, validando así el objetivo central del intercambio. 

Al finalizar el encuentro, y para continuar viviendo el espíritu colaborador de San Fabián de Alico, fuimos a visitar uno de los complejos turísticos más activos del territorio, Vívelo San Fabián, quienes trabajan integrados con la comunidad desde sus inicios, participando en la organización de festivales y encuentros de formación y capacitación para la comunidad y sus agentes turísticos. Nos invitaron a hacer una bajada en balsa por el río identificando las zonas con más #quilaenflor a cambio de apoyarlos en el reconocimiento de la flora ribereña para sus futuras bajadas.

Nos quedamos con una sensación realmente esperanzadora, el ser recibidos por comunidades con este grado de integración y compromiso por su salud, nos motiva a querer seguir transmitiendo este mensaje de vinculación con la otra vida en nuestra cuenca y de la búsqueda soluciones a problemas basándose en la naturaleza.

Es notorio cómo retoma la importancia que corresponde la buena relación entre las comunidades y sus ecosistemas, muchos de los operadores turísticos mostraron gran interés en la instalación de una casa anidera en su complejo comprometiéndose a apoyar el reconocimiento de los controladores biológicos como los principales aliados de las comunidades que hacen de su relación con la naturaleza su principal fuente laboral. 

No te quedes fuera, abre las puertas de la ciencia ciudadana a tu comunidad, rescatemos esos saberes guardados en nuestras familias y territorios para llevarlos a otras comunidades, en nuestras manos hay oportunidades de apoyar el bienestar de la vida en nuestros territorios.