Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Es innegable que la floración de la quila y el colihue implican riesgos para la salud laboral y pública, pero este fenómeno natural también presenta diversas oportunidades para el desarrollo comunitario y los procesos de restauración ecológica del bosque nativo en Chile.

En defensa de estas plantas podemos mencionar algunos de los muchos beneficios que las Chusquea tienen para la comunidad rural, el equilibrio ecosistémico de nuestros bosques nativos e incluso la provisión de agua para el abastecimiento humano.

Valor intercultural

Materia prima para construcción y artesanías.
Alimento tradicional mapuche.
Forraje para el ganado. 

Valor Ecosistémico

Hábitat y alimento para fauna nativa.
Protectora de los cursos de agua.
Evita la erosión del suelo.

Luego de la muerte de las Chusquea, la incorporación planificada y cuidadosa de plántulas de árboles y arbustos nativos, podría convertir el terreno dejado atrás por las quilas y colihues, en bosques que nos proveerán de agua, frutos, y aire limpio, protegiendo los suelos desprovistos de vegetación de la invasión de especies exóticas como pino, eucalipto, aromo, ulex o retamillo. De esta forma estaremos contribuyendo a mantener el abastecimiento hídrico para nosotros y para los ecosistemas naturales. 

Relatos sobre el valor de la Quila.

FUENTE: MEMORIA Y SABER COTIDIANO. EL FLORECIMIENTO DE LA “QUILA” EN EL SUR DE CHILE: DE PERICOTES, RUINAS Y REMEDIOS. GONZALEZ Y GONZALEZ 2006